09/12/2023

Una serie audiovisual de Conicet para municipios que quieran mejorar sus políticas sobre uso de suelo

Lo hizo a través del Centro Experimental de la Vivienda Económica (CEVE) para educar y facilitar el acceso a información sobre políticas e instrumentos para la gestión local del suelo.

En la mayoría de los municipios, la gestión del suelo “ocioso”, la intervención en el mercado inmobiliario, o la adquisición de suelo para programas que ayuden a revertir el déficit habitacional son problemas de difícil solución y mucho más si a las posibles respuestas hay que leerlas en un “paper” científico.

Conscientes de esa dificultad, un grupo de científicos del Conicet que se desempeñan en el Centro Experimental de la Vivienda Económica (CEVE) elaboró una serie audiovisual que aborda el problema y que ofrece alternativas y ejemplos realizados en algunos municipios de distintas provincias.

Se trata de piezas a las que se puede acceder en Youtube, que tienen entre cinco y siete minutos, en las que se resumen algunos aspectos valiosos de diferentes cuestiones, aunque en este caso están resumidas en la Gestión de suelo ocioso, en la Adquisición de suelo apto, y en la Recuperación por valorización urbana y contribución por mejoras.

La doctora arquitecta Daniela Gargantini, del Área de Gestión Integral del Hábitat de CEVE, resumió el objetivo de estas piezas de comunicación: “Veíamos la necesidad de que se abordaran las políticas de acceso al suelo, y que los municipios supiesen que existen instrumentos hoy disponibles a nivel normativo, tributario, y financiero, pero que eran desconocidos”.

Gargantini explicó que dentro del CEVE tienen varias líneas de asistencia a municipios, generalmente municipios pequeños e intermedios del interior del país, pero que no saben que pueden contar con asesoramiento científico, tal como en el sector agropecuario hacen los extensionistas del INTA.

“En términos de socialización de las ciencias, (las piezas audiovisuales) son formatos mucho más amigables para todo lo que tiene que ver con equipo de gestión y ciudadanía en general, pero básicamente para un equipo de gestión técnico-político”, completó Gargantini.

Acrecentar la disponibilidad de tierras

En la mayoría de los municipios medianos y pequeños, la forma más común de que el Estado se haga de tierras es a través de una normativa que les obligue a los privados con grandes superficies a lotear a que donen extensiones de tierra para espacios verdes o espacios comunitarios.

Y la otra forma es a través del intercambio de servicios cuando un loteador entrega una X cantidad de lotes a cambio de que el municipio ejecute la infraestructura. Pero desde CEVE advierten que no son las únicas y en los videos explican algunos ejemplos.

“Hay -detalló Gargantini- estrategias de articulación público-privada, y estrategias financieras que se pueden poner en marcha y que no necesitan específicamente recursos monetarios, como podría ser una expropiación o una compra directa”.

Entre esas experiencias exitosas, en los cortos audiovisuales se mencionan casos como los de Bariloche, Pehuajó, o en Moreno. Y en Córdoba, un ejemplo de articulación reciente se viene ensayando en Arroyito.

En Arroyito fue un convenio de asistencia técnica que el municipio pidió a CONICET, de poder tener dentro de su plantel técnico a cierto especialista, y durante dos años contaron con esa asistencia.

“Arroyito tiene una ordenanza de participación municipal en las mayores valorizaciones inmobiliarias, lo cual le permitió al municipio adquirir tierras sin poner un peso, a concretar obras de millones de pesos, por ejemplo, obras de desagüe, de mejoramiento de infraestructura para centros de niñez y centros de familia sin erogar fondos”, completó la doctora arquitecta.

La síntesis de este trabajo es ayudarle a resolver a los municipios la incógnita sobre ¿cómo capitalizar que esa ganancia que los privados adquieren por haber hecho nada -porque son avances que hace la sociedad toda y la mayor valorización que ganan sus tierras por una decisión estatal- pueda volver con recursos explícitos y obras explícitas a compensar las deficiencias que la ciudad tiene en otros lugares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *