28/09/2022

Tras el crimen de Norberto Muñoz en Tirolesa, Policía creó dos subunidades dentro de la Patrulla Rural

La Jefatura presentó las divisiones Cinturón Verde Sur y Norte. Sin mucho detalle, se informó que ya están en funciones dentro de Patrulla Rural.

La Policía de Córdoba anunció esta semana la creación de dos nuevos departamentos, Cinturón Verde Sur y Cinturón Verde Norte, que dependerán de la Dirección General Patrulla Rural.

Según indicó la institución responsable de la seguridad de Córdoba: “Dentro de los objetivos, se plantea incorporar el patrullaje de sectores pertenecientes al cinturón verde, como así también, rediseñar los límites territoriales de las zonas rurales colindantes a la nueva jurisdicción”.

El parte de prensa destacó que el director general de Patrulla Rural, Marcelo Marín, concurrió a las dos nuevas bases para impartir “lineamientos claros y concisos respecto a la función que desarrollarán las nuevas dependencias”.

Vale recordar que la queja de los vecinos y de las autoridades de Colonia Tirolesa se centraron en que tienen un ejido de 34 mil hectáreas y que la Departamental Colón de Policía solo tiene 9 efectivos y dos móviles para la cobertura de semejante superficie.

Después de las protestas

El productor agropecuario Norberto Muñoz (55) falleció en un confuso episodio por el que recibió dos balazos en una de sus piernas que le provocaron una hemorragia tal que no alcanzó a llegar a un centro de salud y falleció por un paro cardiorespiratorio.

La indignación del vecindario fue tal que se movilizaron dos días consecutivos, lunes y martes, en reclamo de mayor seguridad y Justicia por Norberto.

De la movilización del lunes participó la familia del productor, pese al dolor y a pocas horas del sepelio.
“Todo el pueblo nos acompaña para reclamar justicia, ya que no existe. Y hace falta justicia. las leyes están, pero no se cumplen y nadie hace nada. Encima, la Policía no está”, se quejó Nicolás, hijo de la víctima.

Y Miguel, el otro hijo de Norberto, ya había expresado con furia a las pocas horas del crimen: “La Policía no anda, no viene, tenemos los cartuchos (de escopetas) colgados en el portón para que sepan que no se tienen que meter”.

“Norberto era trabajador de toda la vida. Era productor rural, como sus abuelos. Lo único que sabía hacer era trabajar. Y tenía que morir desangrado como un perro”, contó César Ciminari, vecino y amigo de la familia.

“No hay ambulancia en la zona. No tenemos dónde recurrir. El problema es que el Gobierno nunca entendió que esta zona es de Córdoba. Tenemos que defendernos solos”, reclamó, angustiado.

Un crimen extraño

Muñoz estaba junto a su esposa cuando escuchó ruidos que provenían desde el galpón.
Cuando fue a ver, se encontró con un delincuente y, tras una discusión, terminó recibiendo dos disparos en una pierna que le provocaron una hemorragia de magnitud.

El agresor habría escapado sin robar nada. Por el momento, no hay detenidos.

Entre otras medidas, se están analizando filmaciones de cámaras de seguridad de la zona y algunos testigos aportaron datos sobre las características físicas del delincuente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.