15/04/2021

Repavimentar las rutas 9 y 60 demandará $ 3.133 millones en el norte cordobés

El distrito Córdoba de Vialidad Nacional informó en un comunicado que re reiniciaron las obras de repavimentación, ensanche y bacheo de las dos rutas

El distrito Córdoba de la Dirección Nacional de Vialidad informó que se reiniciaron los trabajos de repavimentación, ensanche y bacheo sobre las rutas 9 y 60 y que el monto de inversión comprometido es de $3.133.676.308. Incluye mejoras sobre la 9 norte entre Sinsacate y Santiago del Estero y sobre la ruta 60 entre Villa del Totoral y Catamarca.
Este paquete de obras ya había sido prometido en 2010 pero, por razones políticas y económicas, nunca hubo un ritmo de obra constante y prolongado para producir mejoras sustanciales en la traza ambas rutas nacionales que atraviesan el norte y noroeste provincial. Solamente algunos tramos relativamente cortos recibieron tratamiento y las obras se abandonaron, en la mayoría de los casos por incumplimiento contractuales.
Hubo un intento por reanudar las obras durante 2018, después de haber estado paralizadas durante unos cuatro años, pero tampoco se produjeron las mejoras sustanciales prometidas y también se volvieron a dejar en stand by.

En líneas generales, los usuarios califican el estado de ambas arterias nacionales de regular a malo. Las mayores quejan se centran en los rebordes, los frecuentes baches, la falta de demarcación horizontal y vertical y la dificultad para transitarlas de noche. Los accidentes graves y fatales son mucho más frecuentes de lo esperable.
En cuanto a esta nueva etapa anunciada, desde el distrito Córdoba confirmaron que las mejoras completas sobre la ruta 9 norte y desde Totoral hasta Deán Funes por la 60 las ejecutará la empresa adjudicataria original, Roggio. Y en los próximos 15 días se sabrá si las mejoras de la ruta 60 entre Deán Funes y Catamarca las realizará la UTE conformada entre Electrongeniería y Boetto y Butigliengo, quienes originalmente ganaron la concesión pero que mayores problemas enfrentaron para ponerlas en marcha.

El jefe del distrito Córdoba de Vialidad Nacional, Federico Eslava, se mostró confiado en que esta vez la promesa de mejora se cumplirá: “es un orgullo enorme destinar el mayor de los esfuerzos para reactivar una obra tan importante. No solo aumentará la seguridad vial en todos los usuarios y reducirá las estadísticas de siniestralidad, sino que también fomentará la integración regional entre Córdoba, Santiago del Estero y Catamarca”.
Y el secretario de Obras Públicas de la Nación, Martín Gill, añadió: “En todo el país, estamos poniendo en marcha obras en los corredores viales que se encontraban paralizadas y, como en el caso de Córdoba, las que son fundamentales para el desarrollo productivo de la región”.

Desinversión histórica

Antes de los anuncios de 2010 y de los tímidos trabajos desplegados en los años posteriores, los jefes comunales e intendentes del norte cordobés aseguraban que la falta de inversión en ambas rutas nacionales llevaba unas dos décadas y que los pocos trabajos realizados allí consistieron solamente en bacheos que la propia Vialidad ejecutó.

Y el alivio vino, ahora, con la confirmación de que los gastos originales previstos para ambas rutas, un poco más de $ 500 millones, se reactualizaron a $ 3.133 millones. Las tareas de recuperación integral de las dos rutas a lo largo de 203 kilómetros llevarán tranquilidad a decenas de pueblos de los departamentos Totoral, Tulumba, Río Seco, Ischilín y Sobremonte, sus principales beneficiarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *