25/10/2020

Masiva aceptación del Parque del Oeste, a pocos días de inaugurado

La Reserva Natural que comparten Jesús María y Sinsacate recibió un aluvión de visitantes, tras la inauguración oficial del pasado domingo, en vísperas del aniversario 147 de Jesús María.

En el Parque del Oeste está todo por hacerse. No sólo es un pulmón verde magnífico para la región -con 100 hectáreas de superficie- sino que ofrece posi- bilidades para el turismo alternativo, para el senderismo, para el avistaje de aves, para el estudio de la flora y de la fauna.
La parte “visitable” por ahora está reducida a poco más del 20% del total que es el espacio en el que, hoy, abunda la cartelería y en la que es posible concretar una caminata corta de baja intensidad, especial para hacerlo con la familia completa, incluidos abuelos y niños pequeños.
Desde su inauguración, el pasado domingo, viene siendo objeto de gran interés por la comunidad de nuestra región que ha acudido masivamente a conocer el parque ecológico y al que le llevó casi 9 años tomar forma y fuerza.
En el Parque del Oeste se da, paralelamente, un hecho inédito para Jesús María: cuenta con la primera guardaparque de su historia, Macarena Alzogaray.

La joven de 24 años egresó como técnica universitaria en Guardaparque de la Facultad de Turismo y Ambiente de la Universidad Provincial de Córdoba y es la flamante responsable del cuidado del predio. Le acompañan otros tres trabajadores que el municipio jesusmariense dispuso para tareas de administración y seguridad.
Macarena había conocido el lugar previo a la inundación de 2015 y retornó al lugar mientras cursaba su carrera. Le sorprendió lo cambiado que estaba todo.
“Esta reserva funciona como un gran parche ecológico y alberga un montón de especies que no tienen ningún lugar fuera de él. Estamos rodeados de campo y de urbanización y éste es el último lugar que tienen las especies como albergue. De allí, la importancia de mantenerlo y convertirlo en un ecosistema sano”, refirió la nueva cuidadora del lugar.
“Nos llamamos -añadió Macarena- “detodistas” porque ingresamos en varios campos, pero en lo que vamos a poner especial atención es en la educación ambiental. A medida que pase el tiempo y nos asentemos vamos a poder hacer actividades recreativas que apunten a la protección del espacio y del ambiente”.

Un promisorio futuro

Durante la inauguración, y unas horas antes de dar lugar al primer aluvión de visitantes a la reserva ecológica, el intendente Luis Picat ponderó los beneficios y potencialidades del lugar: “Es una salida a una situación que nos tenía preocupado: el encierro en nuestras casas y el hacinamiento. Este lugar viene a suplir un poco lo que buscamos en las Sierras Chicas donde la naturaleza está mucho más instalada en la población. Y responde a la necesidad cada vez mayor de los vecinos de buscar una mejora en su calidad de vida a través del ambiente”.

Por el momento, la reserva funciona en el horario de 9 a 18, en especial, para respetar también el equilibrio de las especies que pasan a compartir su habitat con nosotros desde ahora.
Dependerá de la comunidad que el Parque del Oeste cumpla con sus servicios ambientales de la mejor manera posible y para ello será indispensable no arrojar ningún tipo de residuos, ni encender fuegos, y respetar lo que indique la guardaparque.

Deja una respuesta

¿Te interesan nuestras novedades? Suscribite gratis y te mantenemos informado