28/09/2022

Más familiares de una mujer con discapacidad de Vicente Agüero a juicio por abuso sexual

Los días 9, 12 y 13 de mayo fueron fijadas las audiencias para una segunda causa en la que más familiares fueron imputados por abuso sexual en contra de una mujer con discapacidad.

A fines de octubre de 2021, la Cámara 2ª del Crimen de la ciudad de Córdoba, en sala presidida por la jueza Inés Lucero y la Fiscalía de Cámara de Laura Battistelli condenó a la madre de una joven de 20 años con discapacidad, la pareja de la mujer, el hermano de este y a un adulto mayor.

Las peores acusaciones recayeron sobre la madre de la víctima, que reconoció su responsabilidad en los hechos atribuidos durante el juicio y fue quien recibió la pena más alta, 15 años de prisión. Su pareja fue condenado a nueve años; su cuñado, a 11, y un adulto mayor, a cuatro.

En Colonia Vicente Agüero, la situación se hizo pública a fines de 2019 cuando la propia víctima narró a la Policía haber sido abusada, mientras era intensamente buscada porque el padre había denunciado su desaparición.

La investigación del fiscal Guillermo Monti no hizo más que confirmar un cuadro horroroso: familiares directos y políticos de la víctima accedían sexualmente a ella con una frecuencia alarmante y con la connivencia explícita de la madre. La nómina de abusadores quedó establecida en, al menos, seis personas.

Los que faltan

Este lunes 9 arranca el segundo juicio aunque será en la Cámara 3ª del Crimen, en sala unipersonal y con la fiscalía de Cámara de Marcelo José Hidalgo.

En esta causa están imputados dos tíos maternos de la víctima y una expareja de la madre por los delitos de abuso sexual con acceso carnal y promoción a la corrupción.

A pesar de sufrir un déficit atencional y ser muy sumisa, el expediente refiere que la víctima se quejaba de lo que le hacían, le pedía infructuosamente a su mamá que la defendiera o se negaba sin éxito a acceder a las peticiones de los perversos.

La joven no tiene real consciencia de la realidad que la rodea, no puede hacer operaciones matemáticas de lo más sencillas y va al almacén con un billete de la más alta nominación para que le den “mil pesos de caramelos”.

Tras la primera condena, La joven mujer expresó sus deseos de permanecer en la comunidad en la que nació y creció al cuidado de uno de sus hermanos mayores y ese hermano, a su vez, manifestó su voluntad de hacerse cargo.

Además, el equipo de salud comunal -compuesto por psicóloga, trabajadora social, acompañante terapéutica y psicopedagoga- forma parte del equipo de apoyo. Y el juez Luis Belitzky le dio su número personal de teléfono móvil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.