15/04/2021

Jesús María: 100 cuadras de pavimento, nueva terminal y Estado moderno

Durante el discurso anual, el intendente de Jesús María, Luis Picat, hizo varios y curiosos anuncios.

En su primer discurso anual como intendente de Jesús María, Luis Picat, se había mostrado expectante por la posibilidad de recibir asistencia financiera para grandes obras. Este año, al abrir el período de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, informó que pudo materializar algunas de esas gestiones con las que podrá sumar nuevas obras.
El más destacado de estos anuncios fue la pavimentación de 100 nuevas cuadras en 9 barrios de la ciudad y cuya parte mayor se afrontará con un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), intermediado por el gobierno nacional que también facilitó el acceso a programas para realizar cordón cuneta en otros barrios.
Entre los anuncios novedosos, Picat destacó que ejecutará ciclovías que, costeando la costanera de la ciudad, unirá los barrios del Oeste con su Reserva Natural. Y también mencionó que se avanzará en la concreción del Parque Agua Mansa, otro espacio verde destacado para la zona norte del que una parte se perdió con las inundaciones de 2015.

Sorpresivamente, el jefe comunal jesusmariense desempolvó un viejo proyecto por el que construirá una nueva Terminal de Ómnibus en un predio que donará la Sociedad Rural de Jesús María. Ese proyecto fue motivo de cruces con la gestión anterior, razón por la que la ejecución de los trabajos se fue dilatando en el tiempo.
Picat accedió a la intendencia con un inédito acuerdo con sus viejos rivales políticos, el Justicialismo, y tejió también buenas migas con el gobierno de la Nación, vía Martín Gill, hechos que quedaron de manifiesto a la hora de los agradecimientos.
“Agradezco a nuestro gobernador Juan Schiaretti y su equipo, a las gestiones realizadas por nuestro legislador Carlos Presas, al gobierno nacional y su equipo de funcionarios que en todo momento nos abren las puertas para trabajar en conjunto”, reconoció.

Moderno y eficiente

Uno de los desvelos del intendente Picat, que viene del mundo empresario, es lograr que el municipio logre estándares de eficiencia y modernización. Por eso, no extrañó que hiciese mención a los aspectos en los que la ciudad pudo avanzar.
“Fuimos eliminando gastos superfluos, reestructuramos acuerdos con privados logrando ahorros de 40 millones de pesos, pagamos deudas del 2019 a proveedores, no dejamos prescribir deudas de vecinos morosos con capacidad de pago, y acomodamos el inventario el cual tenía mal registrado más de 1000 ítems”, enumeró.
También se anotó como mérito el haber logrado que todo el Ejecutivo, los concejales y los tribunos presenten una declaración jurada de bienes, aunque sólo un tramo es accesible a toda la ciudadanía. Y destacó que desde enero de 2020, se hicieron públicas todas las compras que realiza el municipio.

Respecto de la eficientización del gasto, Picat destacó que redujeron las deudas heredadas, congelaron la cantidad de agentes que trabajan para el municipio, y aumentaron un 57% los haberes de los empleados que menos cobraban.
“Quiero agradecer a todos los agentes municipales que han trabajado en 2020, sin distinción de área, todos desde su función ayudaron internamente a enfrentar esta pandemia, tuvimos momentos difíciles de mucha angustia, pero todos comprendieron, fueron solidarios, llevaron tranquilidad a sus compañeros, y dieron lo mejor para cuidarse y cuidar a los vecinos de Jesús María”, reconoció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *