08/12/2022

Femicidio | Ahora sí se hizo justicia por Rosana Salinas

Tras un polémico primer fallo que no consideró femicidio el hecho de 2016, en nuevo juicio Dante Aguirre recibió prisión perpetua.

En octubre de 2016, la pequeña comunidad de La Pampa se vio sacudida por el espanto: Dante Aguirre había asesinado a su expareja Rosana del Valle Salinas.

Y en julio de 2018, tras la realización de un juicio en la Cámara del Crimen de 8ª Nominación quedó flotando la sensación de que no se había impartido justicia.

¿Por qué? Porque por mayoría el jurado popular entendió que el crimen admitía “circunstancias extraordinarias de atenuación” y declinó los agravantes de alevosía y femicidio.

El fiscal de Cámara Hugo Almirón apeló la causa ante el Tribunal Superior de Justicia que decidió anular parcialmente la condena y ordenó un nuevo juicio “sólo en cuanto concierne a la determinación de la existencia del hecho nominado primero y el contexto de violencia en contra de la víctima del homicidio”.

Ahora, La Cámara 7ª del Crimen de la ciudad de Córdoba lo condenó a la pena máxima tras una larga deliberación –por decisión mayoritaria del jurado popular y unanimidad de los jueces técnicos– por los delitos de amenazas y homicidio calificado por el vínculo y por mediar violencia de género, tal como había solicitado el fiscal Sergio Ruiz Moreno.

“En el reenvío del TSJ había que resolver dos cosas: las amenazas y si hubo violencia de género. Y las dos cosas se acreditaron”, indicó el fiscal.

Por el crimen, hubo marchas de silencio en La Pampa | Foto Gentileza Radio Jesús María

Amenazas previas

Rosana había denunciado a su expareja, Aguirre, por amenazas, y aunque había una orden de restricción, el hombre la contactaba con frecuencia ignorando la prohibición.

“Si algo les pasa a las chicas o te llego a ver con otra persona, te voy a cagar matando”, le había dicho días antes del crimen. Esa madrugada la sorprendió en la parada del ómnibus, la golpeó en la cara, la apuñaló hasta matarla y huyó.

Fue detenido al día siguiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *