28/09/2022

Enero terminó con dos novedades musicales de Jéssica Benavídez y de Samuel Majul

La cantante jesusmariense y el músico de Villa del Totoral presentaron distinto material discográfico para destacar.

En los primeros días de este año, la cantante Jéssica Benavídez presentó su nuevo material discográfico, Cantares, que incluye interesantes colaboraciones de el Indio Lucio Rojas, Lisandro Márquez, Ceibo, Los Nombradores del Alba, y Maryta de Humahuaca.

Se trata de un material cuya presentación se fue posponiendo a raíz de la pandemia, pero que al mismo tiempo llegó con nuevas posibilidades expresivas.

En el mencionado trabajo, Jéssica alterna material de compositores nuevos con reversiones de algunos clásicos del folklore, fiel a su trayectoria que en estos 20 años la ha llevado a ser protagonista de diversos momentos.

De hecho, el feat con el Indio Lucio Rojas, Nuevamente, tiene un videoclip que está subido en sus principales redes sociales.

Otro gran momento lo protagoniza junto a Lisandro Márquez cantando el clásico La Nochera de Los Chalchaleros, pero dándole una dulzura inusual, un brillo propio, que tranquilamente podría tener destino de clásico.

Pero la verdadera “joyita” del album es Enfiestadita una colaboración con Maryta de Humahuaca con una letra pegadiza y mensaje en clave feminista.

Jéssica Benavídez y Maryta de Humahuaca – Enfiestadita

Es un carnavalito de María Farfán Caparrós creado con la intención de visibilizar el acoso sufrido por mujeres durante el carnaval, incentivar al respeto mutuo y reflejar la alegría del encuentro que sucede solo en esta época del año.

La prueba de fuego para la canción fue durante el reciente Festival de Jesús María -en la noche de Abel Pintos- donde se pegó el estribillo: “Si no quiero, no me toqués / si no quiero, no me besés / yo también tengo derecho a estar enfiestadita en carnaval”.

El camino indie de Samu

Aunque en distinta senda, a Samuel Majul la pandemia le modificó los planes y decidió presentar su último trabajo discográfico, ISAT, en dos partes durante 2020 y 2021.

El virtuoso tecladista totoralense también se tomó el tiempo para organizar su material, darle una coherencia, y presentarlo como si fuese una producción lo-fi, aunque se trata de un trabajo con una enorme producción por detrás.

Sus colaboraciones con la banda cordobesa Paracaídas y su intercambio con músicos de la “Capi” le dieron a este nómade de la canción un abanico expresivo mayor al que ya tenía.

Catsup, que abre el lado A de ISAT, es un gran ejemplo de esa búsqueda y mixtura. Roklet tiene destino de discoteca cuando se está calentando la pista. Y en el lado B, Incopelusa es una inclasificable gema que remite a la banda de acompañamiento de Willi Crook.

Pero la novedad con la que Samu decidió clausurar enero de este año es, en realidad, una reversión de su tema Bellas artes que ya había tenido destino de simple en 2019 y que fue resignificado.

Samuel Majul – Bellas artes [versión 2022]

La pista 2022 tiene un sonido límpido pero ochentoso que remite a cientos de bandas de new wave. Al mismo tiempo, se codea con la modernidad de un Weeknd.

A la tercera escucha, la canción puede apoderarse de nosotros y pasar a formar parte de un caprichoso setlist personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.