15/04/2021

Drogas: un alerta roja apresuró allanamientos simultáneos y tres detenciones

Un llamado anónimo dio cuenta sobre el fraccionamiento de una partida de drogas obtenida en la ciudad de Córdoba y aceleró una investigación que databa del año pasado.

En la casa de la mujer que resultó detenida en un procedimiento antinarcóticos, la FPA ya había realizado otro allanamiento con anterioridad, aunque el detenido y procesado había sido el hijo.
Sin embargo, la Fiscalía Antinarcotráfico que preside Ronan Sobejano recibió durante 2020 otra llamada anónima que daba cuenta de que las operaciones de menudeo en ese domicilio no habían cesado.
La investigación venía en marcha, los datos obtenidos daban cuenta de operaciones de venta de drogas, pero no había ningún plan para concretar operativo.
Pero, durante la noche del jueves, un alerta roja cambió todo. El dato anónimo telefónico daba cuenta que en uno de los domicilios se estaba fraccionando droga.
Por ese motivo, Sobejano obtuvo las órdenes de allanamiento correspondientes y salió con la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) a desbaratar la operación.

Procedimiento en marcha

Sobre calle Don Bosco esquina calle 10 Sur de Colonia Caroya, los agentes de la FPA interceptaron la marcha de un Fiat Siena en el que se trasladaban tres narcomenudistas.
La mujer, identificada con Carla Beatriz Mansilla (39), intentó descartarse de la droga pero, de entre sus pertenencias, se lograron secuestrar varias dosis de cocaína ( casi 10 gramos pura, en piedra, sin fraccionar), además de marihuana y dinero.
Urgente se procedió a allanar dos domicilios en Caroya, sobre las calles 46 y 121, y un tercer domicilio en Sierras y Parque.
Al ingresar la FPA, los delincuentes se habían deshecho de cualquier evidencia. En uno de los casos, el ingresar la policía se divisó a una persona dirigirse raudamente hacia el baño para tirar la droga por el inodoro, cometido que logró, casi como en una película.

Lo que sí se logró secuestrar en estos allanamientos fueron algunas pocas plantas de cannabis sativa y otros elementos relacionados a la investigación.
“Logramos cerrar otros dos puntos de venta, uno en Caroya y otro en Jesús María. Hacía rato que veníamos siguiendo la causa, teníamos registradas distintas ventas, pero no estaba previsto todavía hacer los allanamientos. Como se decantó de esta manera, lo hicimos de urgencia”, destacó Sobejano sobre el porqué de haber realizado los operativos entre la 1 y las 4 del viernes.
Los otros dos imputados por el delito de presunta comercialización de estupefacientes fueron Roberto Hernán Acuña (33) y Daniel Gustavo Prieto (46), aunque la principal investigada era Mansilla, la mujer.
La Fiscalía antinarcóticos viene de concretar otro importante operativo hace menos de 15 días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *