17/06/2021

Comienza en Caroya un fuerte operativo de prevención del Dengue

La Municipalidad capacitó a más de 20 agentes territoriales concientizarán por los barrios y colocarán ovitrampas. También, invertirá en dos máquinas de fumigación.

Esta semana se llevó a cabo la primera capacitación para las 20 agentes territoriales que visitarán los barrios caroyenses para concientizar sobre el dengue.
La Secretaría de Gobierno, a través del subsecretario de Ambiente Eduardo Angulo, encarará acciones integrales en la lucha contra el dengue.
La idea es poder colocar alrededor de 150 ovitrampas para poder definir la dinámica poblacional del mosquito Aedes Aegypti, transmisor de la enfermedad. Cada siete días serán revisadas y los muestreos servirán para poder decidir acciones.
Angulo afirmó que se realizarán fumigaciones sólo para control de foco en caso de encontrar casos positivos de dengue, pero también se analizará esta modalidad en otras oportunidades.

Las ovitrampas permitirán evaluar sobrepoblación y decidir acciones

Para ello, se realizará una categorización por zona y de acuerdo a eso se avanzará según la situación particular que se vaya detectando.
Las ovitrampas permitirán establecer niveles de riesgo establecidos de acuerdo a la población de mosquitos y factores socioambientales. Para ello se utilizará un sistema de medición esquematizado por la Universidad Nacional de Córdoba.
Angulo indicó que se fortalecerá la logística con una fuerte inversión técnica y humana para combatir esta peligrosa enfermedad que depende en gran parte de la eliminación de los mosquitos.
Por ese motivo, el municipio recoge el producto del descacharrado todos los lunes y martes en los distintos barrios de la ciudad.

Trabajo interáreas

Alejandra Javurek, responsable del área de salud de Colonia Caroya, señaló que vienen trabajando interáreas para prevenir lo máximo posible la conjunción del mix coronavirus-dengue: “Está en nuestras manos la prevención. Está claro que lo del Dengue se puede evitar con la formación de ciertos hábitos, usando métodos de barrera y en nuestro periambiente”.
La funcionaria recordó que el mosquito necesita para reproducirse un medio acuoso, limpio, y también superficies lisas. Por eso, hay que tener especial precaución con los juguetes de los niños, los reservorios de las mascotas, los floreros, envases, y hasta tapitas.
“Incluso al cambiar el agua del reservorio al día siguiente es preciso cepillar ese recipiente porque es ahí donde el mosquito pone los huevos: en las paredes del recipiente, un poquito por encima del agua. No alcanza con renovar el agua, hay que cepillar el recipiente”, recomendó Javurek.
Es la razón por la que el mosquito no se reproduce en charcos. Necesita agua limpia y una superficie lisa. La noticia de que cada hembra puede poner hasta 500 huevos es la que explica el porqué de una proliferación tan notoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *