08/12/2021

Alvaro, magister civis

A propósito de la distinción de la ciudad de Jesús María al docente y periodista Álvaro Monge.

Por: Juan Manuel García Escalada (Docente, Psicólogo Social, Sexólogo Social)

Buscando un anuario astrológico, encuentro el de Ludovica Squirru Dari. Me preguntaba cuál es la característica del Gallo para los chinos. Más precisamente el Gallo de Tierra.

Es que Álvaro Monge, colega en la docencia y “expertise” de cámara en mano de realidades e ilusiones y sueños, hace honor a ese Gallo: El gallo trabaja con determinación y destreza, a-mando su labor, pensando en el porvenir. Es un signo, entre otros aspectos de aplicación, habilidad.

En su significado se dice que representa un ánfora donde madura el vino. Está asociado con celebraciones, alegrías y gracias por prosperidades…

Inquieto, está buscando modos y formas de encarar las miradas con imágenes y mostrarlas. Los jóvenes que lo conocen y lo tienen como docente lo miran y lo tratan con una indiferencia fingida, pero se sienten cómodos y alegres de tenerlo como profesor.

Es hijo nacido y criado en esta Jesús María. Detrás, seguramente jugando a veces, entre las antiguas vitrinas de lo que fue en su momento la farmacia Pola, en la esquina tradicional, por historia y arquitectura, de Tucumán e Ingeniero Olmos, para luego transformarse en la bien identificada farmacia Banci, el apellido de su madre. Por recetas, perfumes, cremas, supe concurrir en mis años juveniles.

Hay historia de familia y recorrido de las calles de la ciudad y que en sus años de juventud y ahora en la adultez, esas calles que mira y lo miran, en un diálogo que, en él, busca imaginar un futuro de la Urbs, y de su familia.

Todo ciudadano ama su lugar donde ha visto la vida. Álvaro Monge ama a su ciudad. Es un Civis de ella y en ella. Y se demuestra que el vivir en un lugar nacido y criado allí mismo, se puede seguir siendo un ciudadano del mundo.

Quienes han ido a vivir lejos de sus orígenes y no tienen la oportunidad de regresar al menos cada tanto tiempo, el dolor interior repercute en sus corazones: que es el que marca el tiempo de la vida y la muerte.

Es que ser ciudadano de tu ciudad no sólo es participar, sino crear nuevas instancias, desde el lugar que se elige para servir, como profesional, como familia, como intelectual, como artista, como trabajador de todas las áreas de la vida social.

En un almuerzo con Claudio Minoldo y Álvaro Monge (con buenas pastas y vino Terra Camiare) desglosábamos aspectos inherentes a una ciudad que se repiensa, pero imposible hacerlo sino hay comprensión de Socialis Civitas.

Álvaro construye ciudadanía desde la docencia, cuando con su cámara en mano lleva a los alumnos a representar a jóvenes, de carne y hueso, que viven en la ciudad. Lo virtual hecho realidad.

De su mano y su trabajo en la construcción de imágenes en el arte de contar con ellas las vivencias del joven estudiante, el IPEM 294, “Jesús María” obtuvo la distinción hermosa, de ser merecedora del “Pío León” como institución en lo ciudadano.

Y ahora le “tocó” como vara mágica y real y con certeza de validez, a Él. Premio Pío León: “Ciudadano Álvaro Monge”
¡Gratulatio Álvaro!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *