09/12/2022

15 años de prisión para madre que promovía a la prostitución a su hija con discapacidad

La Cámara 2ª del Crimen la encontró responsable de los delitos de corrupción de menores, promoción a la prostitución y partícipe necesaria del delito de abuso sexual simple. Otros familiares políticos también resultaron con condenas elevadas.

La fiscal Laura Battistelli pidió severas penas para los responsables de los abusos.

La madre de una joven de 20 años con discapacidad, la pareja de la mujer, el hermano de este y un adulto mayor fueron condenados a penas de distinta cuantía tras haber sido encontrados penalmente responsables de los delitos de abuso sexual simple, abuso sexual con acceso carnal, corrupción de menores y promoción a la prostitución.

Las peores acusaciones recayeron sobre la madre de la víctima, que reconoció su responsabilidad en los hechos atri- buidos durante el juicio y fue quien recibió la pena más alta, 15 años de prisión. Su pareja fue condenado a nueve años; su cuñado, a 11, y un adulto mayor, a cuatro.

El juicio se ventiló en la Cámara 2ª del Crimen de la ciudad de Córdoba, en sala presidida por la jueza Inés Lucero, con la Fiscalía de Cámara a cargo de Laura Battistelli, y la representación de la víctima en manos del asesor letrado, Eduardo Caeiro. Los fundamentos de la sentencia se conocerán en 15 días.

En Colonia Vicente Agüero, la situación se hizo pública a fines de 2019 cuando la propia víctima narró a la Policía haber sido abusada, mientras era intensamente buscada porque el padre había denunciado su desaparición.

La investigación del fiscal Guillermo Monti no hizo más que confirmar un cuadro horroroso: familiares directos y políticos de la víctima accedían sexualmente a ella con una frecuencia alarmante y con la connivencia explícita de la madre. La nómina de abusadores quedó establecida en al menos seis personas.

De hecho, en la Cámara 3ª del Crimen se lleva adelante la otra etapa del juicio en la que aparecen como imputados otra expareja de la madre y dos tíos maternos de la joven, que ha sido diagnosticada recientemente con discapacidad intelectual de tipo moderado.

En ese trámite se investigan siete hechos de abuso sexual simple, abuso sexual con acceso carnal y coacción agravada.

Una comunidad contenedora

El juez multifueros de primera instancia de Jesús María, Luis Belitzky, resolvió esta semana escuchar las aspiraciones de la víctima, tras explicarle en forma sencilla y detallada su situación y sus posibilidades.

La joven mujer expresó sus deseos de permanecer en la comunidad en la que nació y creció al cuidado de uno de sus hermanos mayores y ese hermano, a su vez, manifestó su voluntad de hacerse cargo.

Belitzky le dio su número personal de teléfono móvil, y la invitó a que le llamase cada vez que lo considerara oportuno, además de prometerle una visita personal mensual.

Durante el trámite del juicio se conoció que el propio presidente comunal con su familia alojó a la mujer durante un tiempo y mientras se investigaban los hechos y ofreció con la comuna hacerse cargo de la construcción de una habitación en la casa del hermano para que la víctima cuente con su propio espacio.

Además, el equipo de salud comunal, compuesto por una psicóloga, una trabajadora social, una acompañante terapéutica y una psicopedagoga, ya forma parte del equipo de apoyo.

“Nos obliga a todos a interceder con la finalidad de restaurar los derechos vulnerados”, señaló el juez en su resolución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *